24
Feb
Las emociones en la escuela. Educar es conducir al Co-razón. (José M. Toro)
09:30 to 14:00
24-02-18

Las emociones en la escuela. Educar es conducir al Co-razón. (José M. Toro)

IMPARTE: José M. Toro (Maestro, escritor y conferenciante).
DÍA: Sábado, 24 de Febrero.
DURACIÓN: 4,5 horas
HORARIO: 9:30 – 14:00 h.
UBICACIÓN: Facultad de Económicas de la USC.
Avda. do Burgo, s/n. Campus Norte
15782 Santiago de Compostela

Más allá de la Inteligencia Emocional. Las experiencias del Co-razón
“Las emociones en la escuela. Educar es conducir al Co-razón”

 OBJETIVOS. (Latidos que impulsan y sostienen el curso)

Los objetivos señalan metas. Las propuestas formativas que se plantean desde “Educar con Co-razón” indican un camino que apunta hacia un horizonte. Un camino que se recorre hacia dentro. No se trata de “llegar a…”, sino de “estar en….”.
Por eso: No te plantees “qué voy a sacar” de este encuentro sino “qué voy a vivir en él”.

  1. Replantear, resituar la problemática y necesidad de la educación en /de / desde las emociones, las actitudes positivas y los valores constructivos así como del papel del cuerpo en el proceso de su interiorización e incorporación. Reconocer y vivenciar el cuerpo como espacio de trabajo de la dimensión de la interioridad y de las emociones.
  2. Tomar conciencia del papel de las emociones y los valores en la cotidianeidad escolar y sugerir diversas estrategias metodológicas globales así como pistas de actuación específicas. Abordar los aspectos esenciales y dinámicas fundamentales para propiciar experiencias de contacto y vivencia de las Emociones Esenciales.
  3. Iniciar y propiciar un proceso de “transformación” de los maestros y maestras a través del cual incorporen y vivencien, de manera espontánea y natural, algunas de las actitudes y valores fundamentales a vivir y desarrollar en una “Escuela con Co-razón”.

ITINERARIO DE CONTENIDOS – EXPERIENCIAS.

– El Cuerpo como cuaderno, como mapa, como recorrido y como horizonte. La “incorporación” como dinámica. El cuerpo como recurso. El cuerpo como “templo”, el corazón como “altar”.
E.E. Escuchar el cuerpo. Atender, cuidar y honrar nuestro cuerpo físico.
– “Me siento bien”. La postura y el estado interno: “dime como te sientas y te diré cómo te sientes
– Una escuela de la Sabiduría. Saber y saborear la respiración. Los 4 movimientos o estaciones de la respiración. “Dime cómo respiras y te diré cómo te sientes”.
E.E. Las 4 estaciones de la respiración. El otoño y el invierno de la respiración. El soplo de la descarga. La pausa que nos pacifica: a la paz por la pausa.
– El Corazón como espacio a descubrir. La Interioridad como “espacio pedagógico”.
– El Corazón como símbolo y arquetipo.  Los símbolos  en el aula. Pinocho como “mascota” y símbolo del Corazón de la clase.
– Una pedagogía vivencial. De las actividades a la experiencias de la interioridad.
– Las “experiencias del corazón” como manera sencilla de adentrar a los niños en el complejo y rico mundo de su Interioridad.
– El arte de “cerrar los ojos”  (cerrar los ojos para volver a casa y abrir el corazón) y  el arte de “encender la mirada” (el alumno  habitado”)
– La lengua: batuta, directora y  llave maestra para abrir la puerta que  conduce al Corazón, a otro estado de conciencia y a otra posibilidad de presencia y movimiento.
– Los ojos del corazón. La mirada  y la escucha del Corazón: lo esencial es invisible a los ojos. Mirar a los alumnos, a los compañeros/as desde el Corazón.
E.E.  Descubriendo los tesoros del Corazón. Contacto y vivencia de las Emociones Esenciales.

El programa anterior es una constelación bastante amplia de itinerarios vivenciales que se podrán ir recorriendo en función de las características específicas del grupo así como de la singularidad del momento en el que se desarrolla la  sesión.  Los contenidos teóricos o conceptuales siempre estarán remitidos, surgirán o abocarán a la propia experiencia corporal.