¿Comunicación asertiva? Un truco para entrenarla

Es una actividad muy divertida y dinámica y tanto se puede usar para trabajar con niños/as como adultos. ¡El resultado no deja de sorprendernos!

El objetivo es que los participantes visualicen los errores que se cometen durante la comunicación así como mostrar la importancia de todos los elementos de un mensaje y fomentar la escucha activa.

Suele durar unos 20 minutos.
La actividad empieza pidiendo a seis voluntarios. El resto del grupo permanece como observadores. Se les pide a cinco de estos seis voluntarios que salgan de la sala.
El/la conductor/a lee al voluntario que permanece en la habitación una historia (elaborada previamente) sin que éste pueda tomar nota. Os proponemos la siguiente:

Historia del accidente:
«Dicen que 483 personas están atrapadas bajo un derrumbe, después que pasó el ciclón se inició el rescate. Se han movilizado miles de personas llevando medicinas, vendas y otros elementos. Pero dicen que la gente atrapada no fue por accidente, sino que fue un secuestro, pues hay gente de mucho dinero entre los atrapados. »

La historia que se elija debe contener elementos que sutilmente inciten a que se cometan errores en la comunicación (por ejemplo, utilizar construcciones verbales como “parecía que…” “daba la impresión de…”). En caso de utilizar esta dinámica con niños, la historia debería adaptarse a su nivel de comprensión.

Cuando se ha acabado de leer la historia, se le pide al segundo voluntario que entre en la sala. El primer voluntario cuenta al segundo voluntario con sus propias palabras la historia que acaba de escuchar. Un tercer voluntario entra a la sala, el segundo repite lo que oyó del primero y así sucesivamente hasta que entre el sexto voluntario. El sexto voluntario escribe el mensaje y se lo pasa al grupo que lo comparará con el mensaje original.

¿Qué creéis que pasará?

En este caso, la persona que ha llevado el hilo conductor abre un debate en torno a los aspectos que han ido surgiendo y que han propiciado cometer distorsiones en el mensaje.

Fuente: La botica del orientador.

Comments are closed.