Aquí encontrarás material para trabajar la resolución de problemas

¿Alguna vez le habéis dado vueltas y vueltas a un problema sin encontrar una solución?

¿Os habéis planteado si la solución que adoptasteis era la mejor para esa situación?

Con esta dinámica pensareis de una forma más creativa, potenciareis el planteamiento de respuestas alternativas y mejorareis vuestro estilo de comunicación.
Tan solo necesitáis unos sombreros de 6 colores diferentes (también podemos hacerlos con cartulina de colores, o ponerles una cinta de color diferente…) y un problema.

La técnica de los seis sombreros es una herramienta de comunicación utilizada para facilitar la resolución o análisis de problemas desde distintos puntos de vista o perspectivas.
Cada sombrero se asocia un color y una forma de pensar distinta.
Debéis trabajar con un problema real que queráis solucionar y se deberán hacer las preguntas pertinentes de cada sombrero.
A continuación se proponen algunas de ellas:

1. Si te toca el sombrero blanco debes pensar basándote en datos: Ver qué información tenemos y qué podemos aprender de ella.
• ¿Qué información/datos necesitaríamos?
• ¿Qué sabemos sobre…?
• ¿Qué información nos falta?
• ¿Qué información /hechos /datos nos gustaría tener?
• ¿Cómo vamos a conseguir la información?
• ¿Qué es relevante? ¿Qué es importante?
• ¿Qué validez tiene esto?

2. En caso de que te toque el sombrero rojo, este expresara los sentimientos sin justificarlos, es decir, sin someterse a juicio lógico. El sombrero rojo no atiende a razones.
• ¿Cómo nos sentimos ante este nuevo reto?

3. La manera de pensar para el sombrero negro es con juicio y cautela. Siempre va a ver los aspectos negativos del tema usado para señalar las sugerencias que no encajan con el tema, el sistema utilizado, etc.
• ¿Creemos que funcionará?
• ¿Cuáles son las debilidades?
• ¿Qué aspectos no son correctos?
• ¿Dónde se pueden presentar dificultades?
• ¿Tenemos algún ejemplo que nos oriente sobre posibles riesgos?

4. El sombrero amarillo es el que piensa con lógica positiva: busca resultados y trata de encontrar valor en las consecuencias de la acción. Pensar en por qué va a funcionar y por qué ofrecerá beneficios. Es una visión proactiva, hacia adelante. También para encontrar valor en lo que ya ha ocurrido.
• ¿Cuáles son los aspectos positivos?
• ¿Cuáles serán los beneficios?
• ¿Cómo podemos trabajar esta idea?
• ¿Cómo nos puede ayudar esto?
• ¿Por qué debemos hacerlo?

5. El sombrero verde ofrece creatividad, alternativas, estímulo y cambio: Nuevas ideas, formas distintas de abordar los problemas o los procesos.
• ¿Qué podemos hacer para…?
• ¿Cuáles son las posibles vías que tenemos para lograrlo?
• ¿Hay otras formas de abordarlo?
• ¿Qué propuestas tenemos para afrontar las dificultades?
• ¿Y si…?

6. Por último, el sombrero azul ofrece una visión global y control del proceso de pensamiento (metaconocimiento): No se enfoca el asunto propiamente dicho, sino el proceso. Se hace un resumen de lo dicho y se extraen conclusiones.
• ¿Hasta dónde hemos llegado?
• ¿Qué hacemos ahora?
• ¿Qué decisiones hemos tomado?

El azul, aunque se puede emplear en distintos momentos, es muy útil en los siguientes:
• Al inicio: ¿Sobre qué queremos hablar? ¿Qué sombreros vamos a utilizar?
• Para reconducir, cuando se ha producido una divagación y nos hemos alejado del tema.
Para recapitular: “piensa una frase que resuma lo que hemos estado haciendo hoy”

El tiempo de la dinámica suele durar 1 hora (en caso de no encontrar soluciones, se puede repetir intercambiándose los sombreros).

Fuente: Libro seis sombreros para pensar.

Comments are closed.