autoconcepto

¿Cómo fomentamos el autoconcepto y la autoestima?

¿Cómo fomentamos el autoconcepto y la autoestima? La educación emocionalmente inteligente debe reducir el estrés y aumentar la diversión en los centros. No siempre podemos estar ahí para decirles qué hacer y cómo comportarse, por lo que más que decirle a un niño lo que tiene que hacer, lo que se debe lograr es que sea capaz de pensar por sí mismo; enseñarle a ser independiente a la hora de resolver sus propios problemas.

AUTOCONCEPTO

El autoconcepto es un conjunto de atribuciones (ideas, creencias o pensamientos) que cada persona tiene sobre sí misma. Responden a las preguntas: ¿Cómo soy? ¿Cuáles son las características que me definen como persona? Ahora bien, ¿cómo se forma el autoconcepto?

  1. En los primeros meses de vida, el bebé mantiene una relación muy estrecha con la figura materna con la que se siente identificado. La alimentación y la crianza marcan un contacto físico continuado. Antes de los 2 años apenas podemos observar manifestaciones del autoconcepto por tratarse de un elemento cognitivo al cual tenemos acceso a partir del lenguaje.
  2. De los 2 a los 6 años, se empieza a observar cierta consistencia en el autoconcepto, siendo un momento crucial para la formación de la identidad personal.

Algunas sugerencias para trabajar el autoconcepto:

  • Revisa el posicionamiento emocional
  • Fíjate en sus potencialidades
  • Muestra a los niños las cualidades de los demás. Esto servirá para que cada uno se conozca mejor a sí mismo.
  • Juegos de identidad.
  • Cuidad los comentarios de pasillo

AUTOESTIMA

La autoestima es la valoración positiva o negativa que cada persona hace de sí misma. La aceptación o rechazo de lo que ha llegado a ser. Sirve tanto para valorarse a uno mismo (una persona con autoestima positiva acepta su propio cuerpo y su forma de ser y se siente bien consigo mismo). También te permite relacionarte con los demás, ofrecer y pedir ayuda, defenderte de las agresiones de las demás personas, etc.

¿Cómo se forma la autoestima?

  • Creando vínculos afectivos: aceptando al niño y sus características, valorando positivamente aquellos aspectos que caracterizan al niño, favoreciendo la empatía.
  • Aumentando en el niño la sensación de poder: estableciendo límites claros, asegurando el éxito, dando responsabilidades, informando sobre lo que se espera de él, percibiendo, interpretando y respondiendo a sus demandas.

Algunas sugerencias para trabajar la autoestima:

  • Enfatiza las cualidades por encima de los defectos.
  • Contempla la diversidad en el aula y valora lo que está puede aportar a las experiencias de aprendizaje.
  • Brinda posibilidades de expresión.
  • Corrige los comportamientos inadecuados.
  • Ofrece modelos de autoestima positiva.
  • Crea vínculos afectivos